domingo, 29 de mayo de 2011

Tiempo de espera, tiempo de reflexión

Me encuentro en el aeropuerto de NYC esperando que un avión de me lleve de regreso a casa después de estar nueve días en USA. Entre Expolit (Exposición de Literatura en Miami) y la BookAmericanExpo han discurrido estos días, aunque os engañaría si no os dijera la verdad; pasamos un par de días de paseo por NYC.
Ahora toca regresar y ordenar todo lo que nos ha pasado estos días, que para ser sinceros, ha sido muy bueno.
Pero si os tengo que resumir las impresiones que me llevo a casa, y las que más me están haciendo reflexionar, seguramente os tendría que hablar de las pequeñas cosas que marcan la diferencia.
Un stand de FEDEX en la Exposición de NY para que no lleves 20 kilos de libros y muestras en las maletas de vuelta a casa, un servicio de autobuses para ir al centro de la ciudad, un servicio de mailing y de actividades programadas de las que eres avisado dependiendo de tus intereses...
Tengo que reconocer que hay cosas que marcan la diferencia entre una feria normal, y una gran feria.
Y es posible que no le demos importancia, pero para mi esos pequeños detalles marcan la diferencia.
Os dejo con una foto que marca la diferencia.
Abrazos

2 comentarios:

Dámaris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dámaris dijo...

En el anterior comentario decía: PEQUEÑOS DETALLES, GRANDES INICIATIVAS. Pero el increíble blogger ha añadido las letras de verificación de palabras del comentario. jeje. Pues eso. Buena visión el que pensó el stand de paquetería, los buses y las actividades.