miércoles, 3 de noviembre de 2010

Era inevitable que llegara la piratería... ¿Por nuestra culpa?...

Hace poco hablaba con un editor que, en una posición un tanto arrogante desde mi perspectiva, me comentaba que si alguien quería comprar uno de sus libros en eBook pagaría lo mismo que por el ejemplar impreso. Detrás de este comentario creí ver una intención de frenar este modelo de negocio así como un intento para evitar que los lectores se acaben decantando por este formato.
Han pasado muy pocos días y hoy estamos metido de pleno en el tema de la piratería. Hoy El Pais habla de piratería y de los Dolores de cabeza que esta dando a los Editores.
Son sin embargo los editores y las editoriales las que están poniendo "su granito de arena" para que la piratería aumente.
1. El precio de los eBooks es caro, muy caro, cuando no nos engañemos, aunque tengamos que pagar la digitalización del libro esto es infinitamente más barato que imprimir. El eBook debe estar entre el 30% y el 50% mas económico que el libro impreso.
2. Las novedades deben llegar a las LIBRERIAS online al mismo tiempo que a las LIBRERIAS que suministran el libro impreso.
Si ofrecemos una novedad a un precio justo tenemos un camino ganado que facilitara que el publico tenga acceso a los contenidos de forma legal y justa.
Si no lo hacemos nosotros vendrán otros y lo harán, y seamos sinceros con nosotros mismos, para piratear un libro solo hace falta comprarlo y tener un impresora multifuncion en casa, y están en el mercado por 75€.
La educación es otra cuestión vital, pero ¿De que sirve educar si después no está la opción para conseguir el contenido legal en el formato que el cliente demenda? Si la demanda está y no la suplimos de la manera adecuada otros lo harán y entonces nos quejaremos de los millones de euros que perdemos por la piratería...
Ahora nos toca a nosotros tomar decisiones...

3 comentarios:

Noa Alarcón dijo...

Hola! Llevo un par de días leyendo sobre este tema por ahí en la red. Y sí, es cierto que se piratean libros, pero lo que no se puede hacer es criminalizar al lector, esa estrategia deberían evitarla todos los editores porque es tirar piedras sobre su cabeza. Y muy mal el artículo que publicó El País al respecto. Un amigo mío me dijo el otro día: "Perdona, porque sé que eres editora, pero me acabo de descargar los cuentos completos de Borges". Y le di la razón y no sé si me equivoqué. Porque, 1º: viven en un país Latinoamericano donde los sueldos no son iguales que los españoles y, sin embargo, el precio de los libros sí es el mismo (y de los e-books ni te cuento). 2º: la obra de Borges ya ha rendido bien sus derechos de autor y 3º: Borges no tiene que vivir ya de lo que escribe.
Sé que cualquiera de estos argumentos puede resultarle ofensivo a alguien, pero es la verdad. Parece que cierto tipo de editoriales lo único que quiere es exprimirnos hasta el último céntimo amparándose en leyes aplicadas caprichosamente y en sus propios beneficios. Pensaron que iban a sacar tajada del e-book y ahora no quieren aceptar el cambio de mercado. Quizá sea un buen momento para buscar nuevas estrategias, pero hay mucho señor encorbatado en los despachos.

Juan Triviño dijo...

Gracias Noa,
Creo que los Editores tenemos mucho que pensar acerca de esta realidad. Y hay una verdad irrefutable, si no nos ponemos del lado del lector, respetando al autor, estamos llamando a la Piratería a que se cebe con el mundo del libro. Hoy mismo he leído un articulo en un blog en el que critican a una editorial por la forma en la que está comercializando su última obra en ePub, el articulo acaba con el link para descargarte la última y gigante novela de Ken Follet de forma ilegal...
Tenemos que pensar mucho y muy bien que hacer, respetando a nuestros lectores y cuidando a nuestros autores, pero ante todo siendo justos y equilibrados

Raúl López Lozano dijo...

Por aclarar el papel de los editores diré que los hay de dos tipos los que venden papel y los que venden contenidos, los que venden papel lo tienen claro: el ebook es el final de su negocio, los que venden contenidos, también: el ebook es una oportunidad, un nuevo producto/mercado.

Cuando produces contenidos lo que no puedes hacer es devaluarlo de tal manera que nadie quiera producir contenidos, por eso es tan importante no poner un precio al ebook tan ridículo que un autor no quiera trabajar en él, ni el editor darle forma y corrección, ni quiera nadie colocarlo en una plataforma fácil y cómoda de utilizar.

Los ebook deberían ser más económicos que los libros normales, pero por que los editores sean sensibles a la ley de la oferta y demanda, y por el hecho cierto de que desaparecen intermediarios, financiación y almacenaje pero no porque no haya papel que supone menos de un 10% del PVP en muchos casos.

¿Piratería? En fin tema difícil de tratar, también ha habido una época que en la universidad podías comprar los libros fotocopiados con las notas de los alumnos que los cedían, y todos hemos grabado una cinta o disco para uso personal y luego lo hemos regalado a otro sin darnos cuenta que impedíamos así una venta, o no importándonos, pero la solución es complicada, esperemos que la técnica proteja un poco y que seamos suficientemente creativos para poder ganar esa batalla.

Raúl López